crear y manejar agencia marketing digital

Lo que aprendí de crear y manejar una agencia de marketing digital en Ecuador

Desde que me gradué había tenido el bichito de tener mi propia agencia de marketing digital en Guayaquil, Ecuador. Han pasado 5 años desde que me lancé completamente al ruedo y sin duda alguna ha sido una experiencia fabulosa. Hoy quiero compartirles un poquito de cómo Altitude se fue dando y lo que he aprendido en el camino -en ningún orden en particular.

Hay que esforzarse por conseguir logros pequeños

Es mentira que existe el trabajo soñado en el que te relajas y dejas todo para que otros lo hagan. Tienes que esforzarte, trabajar prácticamente todo el día e involucrarte de lleno si quieres crecer

Cada logro, por más pequeño que sea, suma, y tiene el potencial de convertirse en uno grande.

Regalarás tu trabajo muchas veces

Habrán veces en que no te podrás dar el lujo de cobrar por una reunión, asesoría etc. Cada minuto tuyo es valioso, así como el trabajo que tienes que ofrecer, pero tienes que elegir tus batallas. Si calculas las cosas bien, y cuidadosamente sacrificas dinero por experiencia, y sobretodo portafolio; la siguiente vez será mucho más fácil pedir tu valor real, y demostrar que lo vales. 

Rodéate de gente que sabe lo que tú no

Ni más, ni menos, simplemente lo que tú no sabes. Esa partecita que te falta, que quieres aprender pero no tienes tiempo de hacerlo o quizás ni siquiera eres bueno para eso. Esa parte deja que la haga otro

En mi caso, lo primero que hice fue complementar lo que sé de marketing con mi hermano, que sabe mucho de web. Y luego fuimos añadiendo al equipo un experto en diseño, contenido, manejo de comunidades, ventas, etc. Hoy, somos un equipo de casi 30 personas, cada una con su especialidad.

Cómo cobrar por tu servicio es la parte más difícil de todo 

Empecé como todos. Valorando lo que hacía la competencia para poner precios. Gran error. 

Los paquetes económicos que se ofrecen hoy en día nunca se diferencian por calidad de trabajo. 

Te quieren hacer creer que es lo mismo una página web de $100 con una de $1000, simplemente que la de mil tiene más plugins o adicionales, y no es así. La realidad es que a la de $1000 le prestas mucho más interés, tiempo y recursos. Porque lo vale. Así que primero valora el tiempo en que vas a trabajar en algo y luego cotiza. 

Lo mismo en redes sociales. El manejar una red social de una empresa implica por ejemplo, valorar cantidad de respuestas de clientes (que no van a ser los mismos de una cafetería que está empezando que de una cadena a nivel nacional). Para esto te dejo una guía gratuita que se me ocurrió implementar en Escuela SM. Se llama Cómo cobrar tu trabajo como CM.

No busques de forma acelerada más clientes, enfócate en los que tienes

Ten paciencia. Y lo más importante: no pierdas tiempo en personas que no van a ser tus clientes. 

En el poco tiempo que llevo en esto me dí cuenta que hay muchas personas que no valoran tu tiempo, piden reuniones por algo que se puede resolver en una llamada y que aman las cotizaciones y los paquetes promocionales. Cuando puedas, evítalos.

Recuerda: Cuida a tus clientes y ponlos como centro de todo en el negocio, aunque no siempre tengan la razón. El cliente es el héroe de tu historia, no sirve de nada que hables de tí y de lo que has hecho, habla de ellos y de lo que quieres lograr por ellos. 

Sigue tu propio camino

Existen personas que llevan mucho tiempo en esto y que te querrán hacer daño. Te querrán copiar, incluso tratarán de manchar el trabajo que vienes haciendo. Lo mejor es seguir trabajando y no hacer caso a esa competencia desleal.

De vez en cuando, detente

Llegó un punto en el que -quizás no nos dimos cuenta- estábamos creciendo demasiado rápido. En ese momento mi hermano me dijo algo que no voy a olvidar: “Paremos un rato para hacernos más fuertes. Es bueno un descanso para valorar nuevas ideas”. 

Y así sucedió. Pausamos un tiempo para cambiarnos de oficina y seguir creciendo. Parar no significa dejar de crecer. Al contrario, te da tiempo para prepararte, organizarte y crecer a un ritmo aún más acelerado.

Invierte tu tiempo con cuidado

No lo pierdas en reuniones de Networking con gente que quizás no te aporte nada. No quiero sonar grosero, pero hay mucho fracasado que busca crear networking como fuente de ingresos -lo digo por experiencia. Hay otros que sólo lo hacen por beneficio de ellos y así. Mejor conecta con personas de forma genuina y orgánica, que funciona mejor.

Tampoco pierdas tiempo comparándote con otros. El mundo del Marketing digital es hermoso, porque todos creen ser expertos. No dejes que te intimide, muchos “expertos” probablemente saben menos que tú. Arriésgate y deja de compararte.

Tu equipo es tu familia

Quiero cerrar con esto, aunque es lo que más valoro, ya que me preocupo todos los días porque mi equipo tenga un lugar de trabajo en el que se sientan felices. Sonríen, juegan, se molestan, es como una familia. 

Hemos implementado una guía de cultura organizacional, hacemos un lunes motivacional donde también hacemos pausas activas, y lo más importante: nos involucrarnos y apoyamos todos en cada uno de los proyectos

Muchas personas piensan que trabajar en una agencia es como no tener que trabajar. Pues con un buen ambiente laboral, ese puede ser el resultado. Con un trabajo que te apasiona, y un equipo comprometido, y ameno, no se siente como si estuviese trabajando.

Espero que estos breves tips te sirvan, yo hubiese querido tenerlos en su momento. Si quieres algún consejo extra deja tu comment. Si quieres estar al tanto de cualquier anuncio especial y conectar, sígueme en mi Instagram.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Expora más contenido

Únete a la comunidad

Recibe updates y tips directo en tu bandeja de entrada

Comparte este contenido

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba